La Villa de Rota ofrece uno de los mejores servicios de duchas y lavapiés en Andalucía, pero ante la sequía actual, el volumen de público que comenzaremos a acoger en verano o el alto coste del suministro del agua que afrontan los ciudadanos roteños, puede que sea el momento de determinar soluciones, horarios o pautas para su servicio. Así mismo, en una reciente encuesta emitida por este portal, la opción más votada con un 80% está a favor de una regulación del uso del agua en nuestras playas.

Estamos a finales de junio y llega la primera ola de "caló" que durará mínimo seis días. Nuestra localidad comenzará a acoger un gran volumen de residentes de segunda residencia, turistas y visitantes, que no sólo consumirán agua en sus alojamientos, sino también en las playas. Según datos estadísticos de años pasados, nuestra localidad acoge en los meses de verano aproximadamente tres veces el volumen de su población, pero que con seguridad es mayor debido a los alquileres vacacionales ilegales.

Las circunstancias actuales de sequía que sufrimos en España no son sólo para alarmar a la población en muchas regiones, sino también para concierciarla en el correcto uso del agua, tanto en sus casas como en las playas de nuestra villa. En los años 90 del siglo pasado, nuestra provincia sufrió una gran sequía extrema, lo que provocó cortes del suministro de agua en pleno verano. Y la situación actual... no tiene mejor pinta.

Según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), la provincia de Cádiz posee el precio más caro del agua en toda España. Igualmente, tenemos el saneamiento más caro, que a modo de ejemplo es cinco veces más caro que en Las Palmas de Gran Canaria y ésto supone un sobrecoste con una diferencia superior a 200 euros en la factura del agua para un mismo consumo anual de 175 m³.

En el pasado mes de abril, este portal realizó una encuesta pública sobre el uso de las duchas y lavapiés en las playas de la Villa de Rota. La opción del "SÍ" a una regulación fue la más votada con un 80%, frente al 20% de aquellos usuarios que "NO" deseaban ningún tipo de restricción. Entre los comentarios a soluciones posibles, tanto emitidos públicos como enviados a nuestra redacción, destacan el coste simbólico de 20 céntimos de euro por un tiempo determinado o el uso de una tarjeta de residente o monedero para visitantes. Esto supondrá una mayor concienciación ciudadana, aunque sea por imposición de un cargo o tasa pública. Recordemos que numerosas localidades costeras y turísticas han impuesto este tipo de "tasa medioambiental" o "ecotasa", que estaría destinada a fines locales mediomabientales.

Este tipo de regulación o restricción en los servicios de playa, no incidiría en ningún caso en la pérdida de afluencia de público, ya que la problemática social actual es algo que debe estar en mente de todos, siendo totalmente ajeno el partido político que gobierne en la localidad. Recordemos igualmente que no todas las playas del territorio español poseen tales servicios de duchas y lavapiés gratuitos, donde hasta ahora se sigue haciendo al modo tradicional con las propias toallas de playa.

Si todos juntos hemos podido obtener el mayor número de banderas azules de la provincia durante tres años, ¿seríamos también capaces de ser localidad de referencia en un "ecoturismo de playa" más sostenible y que de ese modo perdure con mayor eficiencia dicho reconocimiento de calidad?

Fuente de imágenes: (1) AytoRota.es, (4) OCU, (5) Facebook Villa de Rota

(Publicidad)