El Gobierno ha aceptado que EEUU refuerce su destacamento militar con helicópteros navales en la Base Naval de Rota, sin pasar por la reforma del convenio bilateral de defensa entre ambos países, como recoge el diario El País. Según fuentes gubernamentales, dada la complejidad de modificar el tratado y la situación de interinidad actual, se ha optado por obviar los trámites y reducir las acciones a una simple notificación. El Ejecutivo se ahorra así el correspondiente debate parlamentario.

Los seis nuevos helicópteros supondrán la llegada –no prevista en el convenio– de 30 nuevos militares a Rota, repartidos entre mecánicos y pilotos. En el tratado se explicita una lista detallada de las unidades permitidas en cada base. En la Base de Rota el máximo está estipulado en 4.250 militares y 1.000 civiles estadounidenses, que por el momento no se sobrepasará.

Pese a que el convenio vigente se firmó en 1988, los distintos gobiernos han rechazado una revisión y reforma profunda, necesaria por muchos aspectos desactualizados, y se han limitado a introducir enmiendas cuando Washington lo necesitaba. Aun así, ahora ni siquiera se ha enmendado, sino que el Ejecutivo en funciones se ha ahorrado un trámite para no pasar el debate por el Parlamento.

Información detallada de la noticia en El Pais

Descubre otros artículos destacados sobre la Base Naval de Rota:

(Publicidad)