Fuente: Ayuntamiento de Rota
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Se trata de un programa que surge para dar respuesta a la necesidad de las familias con hijos con trastornos generalizados del desarrollo, discapacidad y/o necesidades educativas especiales de la localidad, de contar con un espacio, una organización y una atención necesaria con personal profesional especializado en atención a la diversidad funcional, para atender a sus hijos durante el verano y que a su vez permita la conciliación de la vida laboral y familiar de sus padres.

La actividad cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Rota, a través de la Delegación de Educación y la de Igualdad. Esta iniciativa pionera se desarrollará dentro del mismo espacio de su programa estival “El Recreo”, compartiendo no sólo el lugar de desarrollo, uno de los centros educativos de la localidad, sino además, unificando esfuerzos y coordinación entre los equipos de profesionales de ambas entidades, donde bajo la dinámica de que todos aprendemos y nos divertimos juntos y que la diversidad e inclusión van de la mano, se coordinaran determinadas actividades comunes, donde niñ@s con y sin necesidades especiales, podrán interactuar juntos sin distinción, fomentándose así, la empatía, los valores, la concienciación, el respeto a la diversidad y una inclusión socio-educativo más real.

Dicho programa se encuentra enmarcado dentro de los Proyectos de “Desarrollo Integral en niños y niñas con necesidades educativas especiales” con convenios suscritos con el Excmo. Ayuntamiento de Rota, a través de la Delegación de Participación Ciudadana y Asociaciones y la Diputación Provincial de Cádiz, a través del Área de Igualdad y Bienestar Social.

La finalidad es brindar a todos los niños que presentan estas necesidades, atención individual y grupal acorde a sus habilidades, logros, destrezas y necesidades en las áreas cognitiva, psicomotriz, socioafectiva, sensoperceptual y comunicativa, con el propósito de propiciar una mejor calidad de vida, dentro de un marco diferente al que le pueden ofrecer la rutina de las terapias y clases durante el curso escolar.

El programa se desarrollará dentro de un ambiente de ocio y diversión, donde además de reforzar sus necesidades educativas y terapéuticas a través de los servicios de pedagogía, logopedia y refuerzo educativo de primaria y secundaria, podrán compaginarlo con una diversidad de talleres multidisciplinares de habilidades sociales, emociones y relajación, psicomotricidad, expresión corporal y música, manualidades, cuentos y dramatización, así como un sinfín de juegos y actividades para aprender jugando, que les permita fomentar la autonomía, autoestima y todo lo que conlleva su desarrollo integral.

(Publicidad)