Fuente: Ayuntamiento de Rota
Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
El primer teniente de alcalde delegado de Hacienda, Daniel Manrique de Lara, ha comparecido en rueda de prensa para dar a conocer dos nuevos pagos de cerca de dos millones de euros, correspondientes a dos expropiaciones iniciadas en 2008, que el Ayuntamiento va a tener que afrontar por sentencia.

A pesar de la mala situación económica que el Gobierno municipal encontró en el Ayuntamiento en 2015, de haber atendido los gastos corrientes y servicios durante toda la legislatura, de haber reducido en estos cuatro años la deuda municipal en 25 millones, y de hacer frente a pagos imprevistos derivados de otras legislaturas, la "nefasta y negligente" gestión de los anteriores equipos de Gobierno (PP-RRUU) sigue castigando la economía local.

Tanto es así, que las nuevas sentencias en firme que el Ayuntamiento de Rota ha recibido del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y obliga a pagar a los dueños de dos fincas expropiadas en 2008 (una situada en la calle Veracruz, junto a la capilla, y otra en la avenida de la Diputación, donde se encontraba El Cortijo) las cantidades de 417.000 euros en el primer caso, y de 1.475.311,97 euros en el segundo.

Ante esta situación, el alcalde, el primer teniente de alcalde, la interventora y un técnico de la oficina presupuestaria, se trasladaron a Madrid para exponer la situación a la que las arcas municipales están llegando por tener que hacer frente a constantes deudas y pagos derivados, como en este caso, de la mala gestión de anteriores gobiernos en procesos de expropiación.

Los representantes municipales no solo pusieron sobre la mesa estas sentencias y requerimientos de pago, sino también la gestión que han realizado en estos cuatro años reduciendo la deuda de 57 millones de euros que tenía el Ayuntamiento en 2015 en 25 milllones de euros. Este esfuerzo en la disminución de la deuda ha sido, tal y como insistía Daniel Manrique, determinante para que el Ministerio abriera al Ayuntamiento de Rota la puerta para solicitar un préstamo al Fondo de Ordenación Estatal.

No obstante, para presentar la solicitud y acogerse a este Fondo que el Ayuntamiento de Rota espera sea aceptado por el Ministerio, el Consistorio lleva semanas trabajando de manera intensa en la elaboración de un nuevo Plan de Ajuste que debe presentar al Ministerio, y en el que se debe recoger el pago del préstamo, y dar continuidad al esfuerzo económico para seguir reduciendo la deuda, afrontar los gastos corrientes y garantizar el funcionamiento del Ayuntamiento y los servicios que se presta a los ciudadanos.

Dicho Plan de Ajuste, que el Gobierno municipal ya ha presentado a los portavoces de lo grupos de la Corporación, se elevará a Pleno este mismo viernes 13 de septiembre, en una sesión de Pleno extraordinaria y urgente que se celebrará a partir de las nueve de la mañana.

Así, la sesión se centrará en un solo punto incluido en el orden del día: la propuesta del teniente de alcalde de Administración Pública, Hacienda y Fondos Europeos para la solicitud al Ministerio de Hacienda de la cobertura de necesidades financieras en el ejercicio 2020 por el Fondo de Ordenación y aprobación del Plan de Ajuste para el periodo 2020-2030.

A la hora de elaborar el nuevo Plan de Ajuste se han tenido en cuenta que no supusiera mayor presión fiscal a los ciudadanos en su conjunto, que permita seguir reduciendo la deuda, y garantizara los servicios públicos que se ofrece a la población.

Para ello, el Plan de Ajuste plantea medidas enfocadas a recaudar aumentando los ingresos, mejorando los mecanismos de recaudación y poniendo en marcha venta de patrimonio y concesiones administrativas; y otras medidas encaminadas a controlar el gasto.

Para aumentar ingresos se modificarán determinados tributos en las ordenanzas municipales, entre los que se encuentra suprimir la bonificación en el impuesto de circulación para vehículos de más de 25 años, que no estaba en la línea de fomento de vehículos eléctricos o híbridos; incluir un recargo del 50% de IBI a las fincas y viviendas que estén desocupadas (excepto fincas de recreo, viviendas en rehabilitación o turística) penalizando así a quienes tengan propiedades que no estén en el mercado del alquiler; y suprimir la bonificación de los 30 metros cuadrados de terraza para bares.

Para mejorar los mecanismos de recaudación, además de mantener el Plan de Pago Personalizado, con una bonificación del 2%, a partir de 2020 se pondrá en funcionamiento una pasarela de pago por sede electrónica que hará más fácil cumplir con las obligaciones de pago de tasas e impuestos. A todo esto se suma la simplificación en el impuesto de plusvalía, que permitirá a los ciudadanos hacer una autoliquidación; y una mayor eficacia en la gestión de la tasa de basura, reforzando los mecanismos de inspección.

En cuanto a la venta de patrimonio, Daniel Manrique explicó que se tratará de una venta escalonada de propiedades municipales que se puedan vender y que permitan generar ingresos y dejar de suponer gastos. A esto se sumarán nuevas concesiones administrativas, que harán posible sacar a licitación locales que pasen a ser explotados generando ingresos para el Ayuntamiento.

Por otro lado, las medidas de control del gasto se centrarán en reducir un 5% el gasto en contratación temporal, que se traduce en un mayor gasto para el Ayuntamiento, y potenciar así la contratación estable; y disminuir el gasto corriente con contratos marco que suponen una herramienta eficaz de ahorro.

Para concluir la rueda de prensa, Daniel Manrique quiso compartir una reflexión con todos los ciudadanos para poner de manifiesto que "el dinero público no se puede gestionar nunca más de la forma tan negligente que se ha gestionado en este Ayuntamiento en estos ultimos años, porque las generaciones pasadas han hipotecado las generaciones presentes y las futuras. Se ha gastado a diestro y siniestro, se ha estado aumentando la deuda como si no tuviera límite, se han realizado las gestiones más nefastas expropiando fincas que no se podían pagar haciendo valoraciones que no llegaba ni al 50%. Esto es algo que al final se paga, y ahora estamos padeciendo las actuacones cuanto menos negligentes, de gobiernos anteriores".

(Publicidad)